14 de noviembre de 2013

CENTINELA


              Yo sé que en este mundo hay millones de mujeres que son profesionistas, amas de casa y madres en la misma época de la vida, y a ellas recuro hoy para pedirles compartan el secreto de criar a un polluelo de un año y medio que no para, tener una casa limpia e impecable y trabajar más de 8 horas en una oficina, ¿COMO LE HACEN?, llevo intentándolo sola, por 4 meses y créanme no puedo y eso que soy toda una cenicienta o "centinela" como mi hermana e dice y de verdad que le he puesto empeño he llegado a dormirme a las dos de la mañana para mantener mi casa limpia, pero no logro hacer que adelgace el cesto de ropa y eso que le hago bulling por su obesidad o si lo logro el cesto de ropa de planchar se revela y empieza a vomitar la ropa (y con todo sentimiento pejelagartista creo que hicieron complot con la chica de limpieza), bueno eso de la trapeada y sacudida se tiene que conformar con una vez a la semana o a la quincena si mi marido no me ayuda, trato de dejar todo en su lugar y lavar los trastes en el mismo minuto en que los usos, y la única razón por la que mi tarja no está llena es porque no cocino, pero los fines de semana escupe los trastes de dos personas y un polluelo.

 
         El hecho de que la chica de limpieza, se pongan sus moños, me quieran mandar tipo: "Si quiere llego el lunes temprano, como: a las once de la mañana", "Oiga es que son las once y no he desayunado", "no voy a lavar, los pisos con una trapeadita quedan", "no voy a lavar a mano por que esa ropa si resiste la lavadora", o el colmo: "présteme sus chanclas porque no me traje las mías", cobren la mitad de lo que gano en un día por solo 4 hrs., Me hicieron estar en una estúpida huelga que no me llevo a ningún lugar más que a pagarle más por que regresen, así es hoy declaro perdida mi huelga de trabajos forzados sin chica, por mantener un hogar con calcetines limpios y es que a veces no sabemos aprovechar los recursos y mientras luchaba ferozmente con mis cestos de ropa sucia desperdiciaba la oportunidad de consentirme, apapachar a mis corazoncitos y poder hacer las cosas que me gustan, disfruto y hasta pueden generarme una ganancia, así que bienvenida querida que seguiremos con nuestras pequeñas batallas pero jamás volveré a declararte la guerra.
 

2 comentarios:

  1. Es bastante difícil mantener la casa limpia y ordenada aunque te quedes todo el tiempo en ella. Yo aprendí a no agobiarme por estas cosas y a disfrutar de lo verdaderamente importante. Eso sí, deberás pedirle a tu marido que te ayude con la casa y con el crío, pues tú también mereces un tiempo para ti solita. Exígelo, estás en tu derecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angie, suluditos y gracias por pasar avisitar

      Eliminar