10 de mayo de 2013

FELIZ DIA

       Buen día  a todos, hoy es un día especial por que hoy podemos tener un pretexto mas para apapachar a nuestras mamis, de pequeñas solíamos cocinarle a mi mami esté día, era toda una faena, las tres recordamos con mucha delicia un flan de café que nos salio riquiiisimo pero como siempre terminábamos cambiando las recetas o confundiendolas nunca nos volvió a salir igual; Hoy es mi primer día de las madres con mi pollito aquí y para empezar me lo festejaron desde ayer, vean mis peripecias en tres pasos:

 Primer paso llegar media hora tarde, cortesía del papáchofer, que para no llegar a barrer, le puso quinta a una camionetita que yo ya no sabía de donde agarrarme, yo ponia mi carita de sonrisa y ¡no pasa nada!, no me molesto que lleguemos tarde, ¡te lo juro!, pero, ¡por favor ya no rebases maaaaas!  que mi estomago se quedo en la cuadra de aaaaaaatraaaaaaas.

                                             

Segundo paso confirmar llegar completa o tratar d recordar en que calle se quedo mi estomago, una vez dentro hacer con mi pollito ¡toda entusiasmada! una brocheta de gomitas y bombones, que las maestras no ven un poquito peligroso el palito de brocheta con tremenda punta?, pero bueno con el favor de Dios hay vamos, tratando de una pelea codo a codo ella por llevarse esa arma letal a la boca y yo por alejrla lo mas posible de ella; Que la función es meter las gomitas en la brocheta no sacarlas hija!.


Tercer paso hacer trufas, Que riiicooo, con sus pequeñas manitas regordetas intentaba amasar las galletas con la lechera,  bueno amasaba un poco, intentaba recoger la mitad que se le caía y claro también había que probar, ella tenía que ser la primera, después su mami y ya que está papi también a él y usted miss no quiere un poquito,  todo eso y algún otro arrebato de alegría donde agitaba las manos con su contenido por todos lados, fueron el mejor momento, esos regalos que Dios te da en las pequeñeses de la vida, ni una bolsa Luis Vuitton supera esto, Hermosoooo sentimiento ser madre, ahora entiendo Mamita tu sonrisa al vernos con mandil en tu cocina.


              Y bueno que tocó la hora de darme el regalo, el cual tuve que ceder voluntariamente por que al momento de la entrega forcejeo y con su carita me decía, es que mami creeme la volsita de plastico la tienes que chupar así, regrese al trabajo con las manos vacias por que la brocheta papá también la vio peligrosa y prefirió comérsela y bueno del regalo mejor ni hablamos, pero eso si con una cara de felicidad que no cabía en mi.  ¡Mi pollito me había cocinado!.





        Posdata: Un abrazo fuerte en espicial a las madres que son mamá y papá a la vez que su labor es heroica, y muchas veces se pierden estos momentos por que el trabajo se los impide.

No hay comentarios:

Publicar un comentario